Desde mi cama.

Estuve un segundo escondida en tu recuerdo, parece eterno, por un momento puedo transformarlo todo, la realidad. Caminar parece un chiste cuando puedo volar, puedo sacarte de ese cuerpo y bailar en un planeta que ni los mejores científicos han podido nombrar, puedo respirar en el fondo del mar llevarte conmigo, ver seres inusuales que en ni en las atlas de las mejores bibliotecas se pueden distinguir, el mundo de lo absurdo se hace común, palpable y todo esto desde la comodidad de mi cama, realmente sigues creyendo que ese escenario al que te apegas es lo mejor, pero, hay algo infinito que puede ser lo que quieras, que no necesita de ninguna de esas cosas que tu llamas mundo real, ven, te invito en mi mente aun hay espacio para dos.

DS